V á y a s e a l c a r a j o !
El blog tonto que a ud le gusta. Columnas cortitas e idiotas para usted!
Links que no funcionan
Quiero
Achicar
Esta
Letra!!

Estos Tampoco
Callampa Rabiosa
Antagonía
Pepto
Cien

Como ser millonario!
En 2 días
En un día
En Media hora
En 5 minutos
recuerdo gratuito (último)
El insomnio es la fuente de los recuerdos y nuevas ideas.
Por que sí, me acordé de un evento ocurrido hace unos 15 o 20 años atrás, no recuerdo bien la fecha, pero yo era un pequeño. El suceso en sí no duró más de 17 o 29 segundos.

Recuerdo que hubo una semi plaga de polillas. No digo "plaga" porque no lo fue, sólo había un superhábit de estas en la ciudad. Recuerdo muy bien que para que no entraran debíamos tener las luces de la casa apagadas, junto con las ventanas y puertas cerradas, por muy calurosa que estuviera la noche, con sus tantas estrellas brillando fuera. Pero veíamos TV, y con eso, se llenaba de alas la pantalla, y de ojos saltones, y de patas que andaban en círculos y se largaban a revolotear para volver y chocar con la pizarra lumínica. Días aquellos, recuerdos motivados por las polillas que zurcan hoy mi minúscula pieza. No todo es culpa del insomnio.

Pero da igual, el recuerdo gratuíto (y último) es el siguiente.

Eran las 10 de la noche. Luces apagadas, televisión encendida. Acompañé a mi mamá a la cocina. Encendimos la luz para prender la tetera. Como nunca, le pedí a mi mamá si podía prenderla yo con los fósforos. Ella me dijo que no, que no debía acostumbrarme a jugar con fuego (de grande nunca seguí el consejo) y prendió la cocina sin mas. Cuando vi la llama azul, tan perfecta y nítida, se me ocurrió decirle a mi papá que apagara la luz de la cocina para ver como brillaba en la oscuridad absoluta. Sonriente, respiró pausadamente y la apagó.
Y bailaba la llama, como bailarina tiesa, europea, germana sin gracia, sin pudor en medio de la cocina, mientras yo la miraba asombrado, a tal grado que incluso quise tocarla, y la acariciaba con los ojos.

Y he aquí que de la nada ocurre lo ilógico, lo distinto y lo que hizo de una llama de cocina de una noche cualquiera un recuerdo gratuito (y último) que se ve hoy glorificado por las letras que harán que sea un recuerdo más completo.

Por la ventana inadvertidamente abierta, algo parecido a un avión de papel entra volando. En las sombras podemos sentirle, pues hace un zumbido peculiar dentro de todo el silencio y la oscuridad. No sabía que era, pero su silueta distinguía algo distinto a lo que se ve en los espejos diariamente. Era una mariposa nocturna, una Polilla inmensa, del porte de la palma de mi mano o de un plato de té que entró revoloteando a la cocina, sobre nuestras cabezas en la oscuridad interrumpida sólo por la llama azul y tiesa que salía del quemador. Sin hacer más que mirar, entendí todo lo que ocurría. La llama le habló a la polilla con la voz del fuego, y ella al reconocerla, sin dudarlo, se lanzó contra ella. Se posó en el quemador de donde la llama salía imprudente a abrazarla. El fuego le hizo ver como una mariposa diurna, hermosa, que se consumía como avión de papel en medio de la fogata. Y no se movía. Seguía ahí, viendo la luz, posándose en ella, no conforme con la que emanaba de la TV a unos metros y suspiros de distancia. Se quedó estática. Sus alas se iban prendiendo mientras a la vez se chamuscaba su cuerpo. Salía una brillantez distinta junto con un chasquido especial. Mis ojos no daban cabida a tamaño espectáculo. La mariposa se consumió en no más de 8 o 13 segundos.
El show terminó, junto con el cuerpo de la grisacea alada. Mi mamá prendió la luz tan atónita como yo. Mi papá luego de respirar profundo, puso la tetera sobre el quemador sin darle mayor importancia. "que muerte más bella" dijo en voz baja mi yo de hoy, con 24 años, cuando se presenta ante el recuerdo gratuito (y último), detrás de los ojos de ese niño que le agradece con el alma a su mamá no haberle dejado prender la cocina, pues la culpa no le habría dejado pegar los ojos de saber que eso hubiese ocurrido.

La voz del fuego habló ese día, mientras consumía a la bella mariposa nocturna.

Eso.

Sería todo.
Gracias por leer
Encontré el fogón prendido, he oído la voz del fuego.

atte.
Nacho Vigouoroux.

posted by NachoMan at 2:18 a. m.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Probando!!
Ramones
La Polla Records
Fuckin MTV
Lumpen

Saludenme
SER!
Porno
Pepto
Felo

Quiero ser Rey!
laralay
La yeah!
Rulea
Ok then!